Conoce la nueva prueba rápida desarrollada para detectar el consumo de marihuana. - POR AURA PEREZ - LA DOSIS.ORG

POR:AURA PÉREZ
PARA: LADOSIS.ORG

En cuestión de minutos ahora podemos saber si una persona consumió mariguana debido a la reciente prueba rápida de THC.

Científicos de la Universidad de Harvard desarrollaron una prueba rápida para detectar a través de un análisis de saliva si una persona ha usado marihuana. Este prototipo llamado EPOCH está pensado para medir los riesgos en trabajo cuando se pone en riesgo a terceras personas.

Este nuevo hallazgo fue publicado en la revista Science Translational Medicine. Ahí se explica que la prueba se basa en un cartucho que contiene unas membranas con moléculas adheridas que se juntan con el tetrahidrocnbabinol o mejor conocido como THC. Sobre el cual se aprieta un cotonete humedecido con saliva para obtener los resultados de la prueba. 

Los resultados que arroja esta prueba muestra si la persona uso mariguana en las ultimas seis o doce horas y s conecta a una aplicación móvil que da los resultados en minutos 
El creador de dicha prueba Hojeong Yu dijo:

“Nuestras pruebas rápidas, evitan falsos negativos por consumo reciente; la prueba puede realizarse el mismo día y no esperar dos o tres para aplicar el test”

Esta prueba la respaldaron en 43 consumidores y 43 personas que no consumen marihuana y los resultados fueron los siguientes: las personas que consumidoras de mariguana presentaron un nivel de concentración de THC del 478 ml, mientras que los que no son consumidores presentaron 138 ml. 

A lo que Hojeong comentó: 

“Existe un problema generalizado de las pruebas, pues a diferencia del alcohol, no hay un nivel de THC que defina intoxicación. Es realmente complicado definir el nivel de intoxicación por THC, por ello, una concentración dada, podría cambiar los estándares para definirlo” 

Esta prueba aún no llega al siguiente ni el que es su comercialización pero se tiene pensado distribuir en lugares públicos o espacios donde consumir marihuana represente un riesgo para terceras personas.